La vitrificación de óvulos: preservar tu fertilidad

La vitrificación de óvulos: preservar tu fertilidad

La vitrificación de óvulos o congelación de ovocitos es una técnica que permite a la mujer preservar sus óvulos en un estado óptimo para ser fecundados in vitro más adelante y que esta pueda gestar más adelante.

De este modo, se garantiza a la mujer que sus óvulos estarán en el mismo estado que en el momento en el que estos fueron congelados y le permite planificar mejor el momento de la maternidad, que actualmente se está viendo continuamente pospuesto debido a diversos factores socioeconómicos y personales, como la preponderancia de la carrera profesional de las mujeres, las dificultades para encontrar un trabajo estable y bien remunerado o la decisión vital de la mujer de posponer el momento de la maternidad.

La técnica de vitrificación está también indicada para mujeres que se han sometido o van a someterse a tratamientos con quimioterapia o radioterapia que pueda afectar a su fertilidad y para mujeres que padezcan endometriosis no severa.

La vitrificación o congelación de óvulos consiste en la estimulación ovárica de la mujer y la extracción del mayor número posible de óvulos para posteriormente ser congelados. Otra opción a la que también pueden recurrir estas mujeres es la de vitrificar embriones ya fecundados, bien con semen de la pareja o de un donante.

Casi la mitad de las mujeres que optan por esta posibilidad lo hacen por motivos laborales, debido a que la edad natural de la maternidad suele coincidir, en muchos casos, con la etapa de ascenso y crecimiento profesional de las mujeres que, si optan por la maternidad, pueden ver peligrar su carrera.

En el último año, se ha multiplicado por diez el número de mujeres que recurren a esta técnica, algo que casa con el hecho de que España sea uno de los países de la Unión Europea con menor tasa de natalidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone